Espectrometría de Masas

La espectrometría de masas es una técnica analítica que mide la relación masa/carga de iones en fase gaseosa. La técnica proporciona una gran cantidad de información cualitativa: determinación de masa molecular, composición elemental, distribución isotópica, elucidación estructural,  también información cuantitativa ya que hoy día, el espectrómetro de masas se ha convertido en un detector excelente para diferentes técnicas analíticas. Así, la muestra puede ser introducida en el espectrómetro de masas desde:

  • un plasma, dando lugar a la técnica ICP-MS de análisis inorgánico elemental.
  • un cromatógrafo de gases, GC-MS, para el caso de mezclas de productos volátiles o semivolátiles.
  • un cromatógrafo líquido, LC-MS, para el caso de mezclas de productos poco o nada volátiles.
  • una jeringa de infusión continua, para el caso de productos puros.

La primera etapa de un análisis por espectrometría de masas consiste en la ionización del analito con el objetivo de obtener los iones en fase gaseosa. Esta ionización se consigue aplicando diferentes técnicas en función de la naturaleza del analito y del objetivo. Los iones formados son dirigidos al espectrómetro de masas, donde dependiendo del tipo de analizador de iones se obtendrán diferentes tipos de información.

Campus d'excel·lència internacional U A B